martes, 5 de enero de 2016

Año nuevo: ¿Cómo conseguimos que nuestros propósitos se hagan realidad?

El comienzo del año es un momento ideal para cambiar algunos malos hábitos y comenzar de nuevo.

Aunque a menudo empezamos con mucho entusiasmo y a las pocas semanas o incluso días nos damos cuenta que nuestros planes son demasiado ambiciosos y que no vamos a poder llevarlos a cabo. 

A continuación te damos unos consejos para que puedas conseguir tus propósitos: 
 
Un nuevo año, un nuevo comienzo. 

Este es el mejor momento para hacer nuevos planes o intentar cambiar algo en tu vida. Con el año anterior dejamos parte de nuestro pasado y con el nuevo abrimos una nueva página en blanco llena de oportunidades. 
 

¿Porqué tenemos nuevos propósitos para el nuevo año? 

Lo único que cambia en año nuevo es una cifra que aumenta en uno. Marca un límite claro entre un antes y un después que es fácil de recordarcomo el día en que nuestra vida cambió. Tiene que ver con nuestra sensación de percibir las cosas con claridad e imaginárnoslas.  Es más fácil recordar la fecha en la que dejaste de fumar y cuántos días llevas sin hacerlo si lo dejaste a partir del día 1 de enero.. 
 

¿Cuáles son los propósitos más populares? 

El hacerte buenos propósitos indica que tienes la ambición de cambiar algo en tu vida. Esto es siempre positivo. Puede ser que busques un estilo de vida más sano, un objetivo que te has fijado a nivel profesional o dejar un hábito. Los propósitos más populares son:  
 

·             adelgazar 

·             dejar de fumar 

·             encontrar una pareja 

·             saldar las deudas 

·             ahorrar más dinero 
 
   *****

También te puede interesar:



    *****



¿Cómo ser perseverante para conseguir lo que nos proponemos?  

Consejos para el éxito: 


Escribe tus propósitos 

Escribe tus propósitos de forma clara y concisa. Cada día, antes de irte a dormir, anota cómo te sientes al respecto de cada propósito. Si consideras que lo estás llevando bien, si lo pasas mal, si te encuentras más contento, etc. Intenta ver algo positivo en cada propósito, por pequeño que sea, es un paso hacia adelante. 

  
No seas demasiado ambicioso y sé realista
 
Da prioridad a los propósitos que consideras más importantes. Si tu prioridad número 1 es dedicar más tiempo a tus hijos, sitúalo el primero de la lista y así hasta terminar la lista de propósitos. Procura no fijarte objetivos demasiado difíciles ya que si te cuesta demasiado te desanimarás pronto.  
 
Haz un seguimiento de tus propósitos por escrito 
Es más fácil que consigas ser fiel a tus propósitos si vas anotando tus logros e incluso tus ‘recaídas’. Al tenerlo registrado por escrito la confrontación con la realidad es mayor y es más probable que te repongas y quieras seguir con tu propósito.   

Informa a las personas de tu alrededor sobre tus propósitos 

Una buena forma para estimularte en el cumplimiento de tus buenos propósitos es tener informados a tu familia y amigos de ellos. Cuando caigas en la tentación de saltarte alguno de tus objetivos, es posible que su presencia te frene para no mostrar tu debilidad. También es muy probable que sea más llevadero con su apoyo y ánimos. Si tu caso es que quieres perder peso, es de esperar que no te tienten con alimentos o golosinas a los que no te puedes resistir. 

Piensa que la única persona que tiene en su poder conseguir o no tus propósitos eres tú mismo. Tú los eliges y tú eres quien los debes llevar a cabo. Si lo consigues, la satisfacción es grande y tu nivel de autoestima crecerá significativamente. ¡Adelante! 
 
Publicar un comentario