sábado, 26 de diciembre de 2015

8 consejos para no sentirse mal después de una copiosa comida


Para muchos de nosotros, las fiestas Navideñas son sinónimo de comilonas. Te damos algunos consejos para disfrutar de la comida sin abusar.

 De Navidad a Reyes se celebran múltiples comidas familiares en las que se sirven copiosas comidas y los tradicionales turrones, polvorones, etc. De todos es sabido que este tipo de comida tradicional no es la más saludable. Chocolate, azúcar, mucha carne, salsas … todo regado de mucho alcohol!!

1.      Re-equilibra: Alterna los días de comidas copiosas con días de comidas ligeras.

Después de haber disfrutado de un día en el que te has saciado de todo lo que más te gusta, come menos al día siguiente y da la oportunidad a tu cuerpo de digerir lo del día anterior. No hace falta que hagas una dieta estricta, pero intenta evitar alimentos calóricos.

·        Haz un desayuno ligero. Seguramente no sentirás hambre si comiste mucho el día anterior.

·        Toma fruta y verduras

·        Acuérdate de beber mucha agua o té verde

·        Olvídate por un día de los dulces

·        Cena ligera: sopa o pescado

 

2.  Limita los entrantes:
  Silos entrantes son a base de tapas, intenta comer pocas y elegir las que son menos calóricas. A menudo, sin darnos cuenta vamos picoteando y llegamos al primer plato ya saciados. Procura llegar al primer plato con un poco de hambre y disfrutarás más de la comida.

3. Come suficientes verduras:

Las recetas que escogemos durante estos días no puede decirse que contengan muchas verduras como ingredientes. Con ello, es difícil llegar a la cantidad de verduras que es recomendable ingerir. Intenta comenzar las comidas con verdura y evita el pan, carne, arroz y pasta en los entrantes. Si te sirven ensalada, come una ración de ella antes de comenzar con la comida ‘menos recomendable’. Con ello consigues antes la sensación de saciedad y hará que no comas tanta cantidad de lo que no te conviene.
 
4. Decora tu casa con fruta: una frutera llena de frutos apetecibles invitará a comer. Uvas, manzanas, mandarinas, plátanos, etc. decoran y son fáciles de comer. Mucho mejor que hincharse de chocolate!

5.  Día sin alcohol

El alcohol está presente en todas nuestras fiestas. Es normal que bebamos más de lo que es habitual, aunque no hay que abusar. Procura beber un vaso de agua entre copa y copa con regularidad, esto hace que los efectos del alcohol sean  menores. Después de una fiesta con mucho alcohol, dale un descanso a tu cuerpo con un día sin alcohol y con muchos líquidos saludables: agua, té verde, zumos frescos, etc. Seguro que te sentirás mejor!

6. No comas si no sientes hambre

Deja que tu cuerpo haya hecho la digestión de la comida anterior antes de ingerir más alimentos y sobrecargarlo. Cuenta con  un mínimo de un par de horas entre comidas.

7. Come despacio y saborea la comida

Escoge lo que más te convenga. Si hay algo que te apetece mucho pero que sabes que puede sentarte mal, evítalo o toma una pequeña cantidad, saboreándolo y disfrutando de él lentamente. Mejor pruebas un poquito de todo que comer grandes cantidades de un solo alimento.
8.Pasea un poco después de una comida copiosa.
Pasear tranquilamente después de las comidas puede aligerar la digestión. Mucho mejor que hacer una siesta durante la cual se ralentiza el proceso digestivo y se hace más pesado.
 
Antiarrugas naturales

 tu tienda de confianza para
 tus productos
 antiarrugas
 efectivos y naturales 100 % 
 
 
 
 
Publicar un comentario