martes, 20 de mayo de 2014

El azúcar... no es bueno para tu línea y malo para tu piel.


Si eres una asídua de las noticias sobre belleza te habrás dado cuenta que cada vez hay más artículos que aseguran que hay una clara relación entre el consumo de azúcar y la aparición de arrugas. A menudo en estos artículos se nombre el término ‘glicación’.

Todo empezó cuando una conocida casa de cosmética sacó su nueva línea antienvejecimiento afirmando que contrarrestaba el efecto nocivo que el azúcar podría tener sobre nuestra piel. Se desató una gran polémica, pero los científicos estaban de acuerdo en que este delicioso polvo blanco no nos hace ningún bien.

El proceso de glicación explicado de una forma muy simple sería así: con el tiempo, los azúcares son absorbidos por nuestra piel. Según los científicos, estos azúcares se unen al colágeno con lo que nuestra piel se vuelve menos elástica. A la larga, la pérdida de elasticidad de nuestra piel acentuará las arrugas con lo que nuestro aspecto se verá envejecido.

Los entendidos recomiendan evitar sobretodo el azúcar refinado blanco y todos los refrescos con edulcorantes. Aunque, debes saber también, que hay muchos productos, tales como el pan blanco, arroz blanco y pasta que también llevan un alto contenido en azúcar. Si tomas azúcares, intenta que sean por la mañana ya que durante la actividad del día es más probable que los quemes.

 

www.farmaventa.es
 
Publicar un comentario