martes, 15 de octubre de 2013

Varices: cómo prevenir y combatirlas

Un problema que nos afecta a medida que pasan los años debido al empeoramiento de la circulación sanguínea y que viene influenciado por agentes externos.

¿Qué podemos hacer para evitar que vayan a más y no sean dolorosas?

- Si debes viajar mucho tiempo en coche, tren o avión, levántate de vez en cuando y camina unos cuantos minutos para favorecer el retorno sanguíneo. En el caso del coche, tómate una pausa cada hora. Depende del grado del problema, podría ser aconsejable utilizar medias de compresión elástica, darse algunos masajes ascendentes en las piernas y realizar movimientos circulares con los tobillos.

-Para disminuir la retención de líquidos hay que comer con poca sal. En caso de estreñimiento hay que comer más fruta y verdure. Si hay un sobrepeso, es necesario bajarlo.

-El calzado debe ser cómodo y el tacón no debe ser ni muy alto ni bajo. Los zapatos de tacón alto reducen la superficie de soporte del pie y los zapatos planos dejan que se apoye demasiado. Un tacón de unos 2-3 cms es lo más asonsejable para asegurar un buen retorno venoso.

-El tratamiento con plantas medicinales con acción venotónica y antiinflamatoria puede ser muy útil para tartar las varices. Existen diferentes alternativas: siempreverde, castaño de indias, hamamelis, ginko biloba, etc.

-Se desaconseja el uso de cera caliente para la depilación en las personas con predisposición a sufrir varices. La depilación láser no está contraindicada.

-Las personas con obesidad o problemas de sobrepeso son más susceptibles de sufrir presión arterial alta. Esto castiga los vasos sanguíneos y aumenta el riesgo de que se transformen en varices. Una dieta saludable, rica en fibra, favorece la regularidad intestinal y ayuda a conseguir el peso ideal.

-Siempre que puedas descansa 15 minutos con las piernas elevadas, doblando y estirando los tobillos. Al dormir,  sitúa una almohada bajo el colchón para que los pies queden por encima del nivel del corazón y así favorecer el retorno venoso.

-Andar es el ejercicio más beneficioso para la circulación venosa. La planta de los pies se encuentra irrigada por numerosas venitas I actúa como bomba impulsando a cada paso la sangre hacia arriba. Se recomienda caminar regularmente y con el calzado adecuado.

-Procura no estar mucho tiempo de pie o sentado sin andar ya que ello favorece el estancamiento de la sangre en las venas. Si no puedes realizar paseos durante el día, ponte varias veces de puntillas, coloca un pie encima de un taburete bajo o practica movimientos circulares con los pies.

Nº 1 en USA: antiarrugas 100 % natural y efectivo
 
Con parches
 
¡Menos arrugas en menos de 30 días! 
Publicar un comentario