jueves, 1 de diciembre de 2011

Un contorno de ojos cuidado nos quita años

Los parches de colágeno se aplican en la zona del contorno de ojos para reducir arrugas, bolsas y ojeras.
El contorno de ojos es una zona con una piel extremadamente delicada que con
los años se vuelve cada vez más fina. A partir de los 35, es necesario darle un tratamiento especial para estimular la producción de colágeno que se ve disminuida con el paso de los años y, en las mujeres, sobretodo con la entrada a la menopausia. Un buen cuidado regular evitará la flaccidez que hace que unos párpados se vean caídos, surge la aparición de bolsas etc. El colágeno da elasticidad a la piel, lo que evita que se marquen las arrugas.
 
Parches de GEL DE COLÁGENO  Frownies; lo último para tratar las ojeras y bolsas bajo ojos.

Al gesticular, es inevitable que tengamos líneas de expresión, pero cuando tenemos la cara relajada, estas arrugas, no deberían apreciarse si la piel tiene la elasticidad necesaria para volver a su posición inicial.
Es importante el uso de un contorno de ojos por la mañana y por la noche,
siempre sobre la piel bien limpia. Imprescincible eliminar todo el maquillaje
antes de ir a dormir. El rimmel y sombra de ojos resecan la piel y pestañas. No
omitas el ritual diario de limpieza ya que es imprescindible para una buena
absorción de los productos tratantes que apliques a continuación.
Para un tratamiento más específico de la zona del contorno de ojos, tienes
los parches de gel de colágeno, Under Eyes de Frownies, que se aplican durante
30 minutos. Es una delicia de tratamiento. Si puedes, aprovecha estos 30 minutos para relajarte completamente, si no te es posible, al quedarse pegados a la piel, puedes realizar cualquier otra actividad mientras los llevas.
Si deseas mejorar el aspecto del contorno de ojos en pocos días, aplícate los
parches de colágeno tres días seguidos y verás que la piel enseguida responde
viéndose más luminosa, hidratada y con menos arrugas. Estos parches también son muy indicados para los párpados caídos y arrugados. En este caso, sí que hay que tumbarse durante los 30 minutos de aplicación y cuánto más relajado se está mejor.

Después del tratamiento inicial, basta con una aplicación semanal de los parches de colágeno para hacer un mantenimiento y aportar el colágeno necesario a la piel.Los parches también se recomiendan a personas que desean prevenir el
envejecimiento de esta zona tan sensible. Hay que tener en cuenta que la genética también tiene un papel importante en el proceso de envejecimiento de la piel. Si tus padres tienen un contorno de ojos con bolsas o ojeras, es posible que, con la edad, también aparezcan en tu rostro. Con los parches de colágeno tienes la posibilidad de darle a tu piel ese extra que necesita para retrasar estos signos de envejecimiento.


Publicar un comentario